domingo, 22 de mayo de 2016

¿Un cholo narco? ¿De dónde los casi $10 millones, Joaquín?



Hace casi 2 años publiqué esta foto para una nota que advertía del peligro del fujimorismo, del narcotráfico y, en particular, del ahora auto-promocionado “cholo con plata” de Keiko, Joaquín Ramírez.

Lo que debe responder Si quitamos la choledad —donde Joaquín, el financista de Fuerza Popular de Keiko, insidiosamente intenta llevarnos,— quedan estás preguntas para él

¿De dónde provino esos casi 10 millones de dólares repartidos en Perú (38 inmuebles y 34 vehículos) y en sus mentados departamentos de lujo en Miami?

¿Cómo ha logrado estancar -hasta ahora- la denuncia de Julia Príncipe ante el Ministerio Público desde el 2014?

¿Por qué ha contratado una empresa para que haga una auditoría a sus empresas, si sabemos que ‘son peritajes de parte’ o sea favorecen al contratante-investigado? ¿Y si es inocente por qué no ha levantado su secreto bancario y de comunicaciones?

¿Cuál es su parentesco con Miguel Ramírez Huamán, excandidato de Keiko al Congreso (2011) y accionista de la empresa Limasa donde se encontraron 100 kg de cocaína y de la cual también fue socio Kenji Fujimori? Esta empresa gozó de la sospechosa y parecida suerte de Joaquín: empezó con un capital de 40 mil soles y en 1 año y 5 meses aumentó a un millón de soles.

¿Cuál es su relación con Miguel Arévalo Ramírez ‘Eteco’, considerado por la DEA y la DIRANDRO como uno de los mayores capos del narcotráfico en Perú? ¿Y por qué, la DEA, en su "Operación Intocables: La organización de narcotráfico de Arévalo" (investigación sobre una red internacional del narcotráfico alrededor de Eteco), lo involucra a usted, Joaquín

¿Cómo Secretario General de Fuerza Popular (ahora con licencia), qué relación tiene con David Bazán Arévalo, alcalde provincial de Tocache, hombre de confianza en el país y primo de Eteco, principal promotor de Keiko en región San Martín, con antecedentes por sus nexos con las firmas del narcotráfico que enviaban droga a Colombia en los 80’s?

¿Si es verdad que Eteco y Bazán apoyaron la campaña presidencial del fujimorismo y a Rolando Reátegui y Talitta Rojas Cueva (para el Congreso) y a Víctor Manuel Noriega Reátegui, ganador de la presidencia del Gobierno Regional San Martín en el 2014?


Una actitud típica del Fujimorismo La DEA le pone el ojo a Joaquín, oscuro financista de Keiko y él, en vez de aclarar, sale con la respuesta chicha dirigida a la población peruana (con fines únicamente electoreros) “es que soy un cholo con plata. Su réplica también podemos entenderla como “no soy un cholo narco” o “soy un cholo bacán”.

La cuestión es evitar responder las pruebas de lavado de activos que pesan sobre él. Esa respuesta distractiva hace recordar al Gobierno de su jefe preso (creador de la cultura combi en Perú, y aunque usted no lo crea, coincidencias, Joaquín “originó su fortuna en una combi”). ¿Y los casi $10 millones de origen inexplicable? La “yuca” ha vuelto.



Apelar a su racismo no es gratuito, como dijo el psicoanalista Jorge Bruce, el racismo 'no ha desaparecido, se ha solapeado' y 'cuando el estrés aumenta, la gente abre su baúl y saca sus armas choleras'. Joaquín nos ha choleado de la peor forma, encauzando la palabra en su origen despectivo y denigrante.

El racismo no está de un solo lado, es un flujo y reflujo; el sentirse cholo (forma despectiva) significa que inevitablemente va cholear a los que crea inferiores, va ser un reflujo recargado. Y si a esa recarga le agregamos falta de educación, nace otra vertiente de la ‘choledad’, los resentidos sociales: pandilleros, achorados, sicarios. Gente que desea enriquecerse a la mala. Parece ser la historia que nos ha contado el racista Joaquín: fui cholo humillado cobrando en una combi, ahora soy cholo que humilla, el cholo bacán. Una novela de Televisa.



Nos ha choleado y más Al decir que es un cholo con plata es la envidia por eso me agarran de punto nosotros somos cholos misios tontos. Su inexplicable fortuna es del cholo achorado, el que rompe las reglas, leyes y normas, pero hace plata. Ojo, justifica su sucio dinero en la choledad no poniéndose a ley.

Ha bloqueado las investigaciones, ha usado su inmunidad parlamentaria, no ha declarado sus bienes, ha estafado al Estado con triangulaciones financieras, se ha cobijado en el blindaje fujimorista y, anteayer, nos enteramos -gracias a Altavoz- que cuando la fiscalía inició las investigaciones (año 2014) por sus inexplicables $millones, el choro sapo, una semanita después, denunció la pérdida masiva de información de sus empresas. Bien achorado.



Pregunta pertinente ¿Para Joaquín, Roque Benavides será un cholo con plata? ¿Los cajamarquinos perjudicados por la minería son cholos sin plata? ¿Cuál es el problema para Joaquín, la choledad o la plata? O sea cuando lo tocan a él, Joaquín es un cholito al que hay que comprender, pero cuando se trata de sus paisanos ¡que se jodan! ¡Qué tal cholo doble cara!

La única conclusión de todo esto es que, al parecer, votar por Keiko es convertirnos, sin cortapisas, en un narcoestado.






No hay comentarios:

Publicar un comentario