jueves, 14 de abril de 2016

Keiko, PPK, el TPP y el narcoestado – Una crítica a la Izquierda

1
 
¿Qué intereses tan fuertes se están moviendo detrás de estas elecciones para imponernos estos resultados electorales fraudulentos?
 
 
En política no hay coincidencias ni nada es gratis. Ollanta (2006) con polo rojo se pintó de radical. El 2011 con polo blanco ganó las elecciones y metió el cuentazo “debo gobernar para todos los peruanos” (esa verdad de Perogrullo escondía su traición CONFIEP-base de la Derecha en Perú). Su infantil cuento costó muchas vidas, heridos y explosión social al límite.
 
 
Siendo Cajamarca la punta de lanza de la dignidad peruana se unió y paró en algo la traición. De esa resistencia nació la fuerza de dos actores Goyo (Pdte. Regional) y el cura Arana (creador de ONG Grufides). Hubo visos de unión entre ambos, pero infructuosos. A Goyo le impusieron una injusta prisión preventiva y a Arana lo trampearon con “lentejas”.
 

 
Con Goyo anulado, y estando ya Verónica Mendoza en la arena, empezaron, a la candidata, a motejarla de proterrorista y acusarla de ser la carta del Gobierno. Dos puntos sensibles en la actual coyuntura. Parece que la persistencia del ataque mediático (meses y a diario) contra Nadine  tenía otro objetivo: Verónica.  (No defiendo a Nadine, es culpable de —por lo menos— traición y frivolidad).
 
 

 

Alucinantemente el JNE validó la candidatura de Keiko Fujimori que había roto las leyes electorales y de la moral (que debe ser ley para los políticos). Así llegamos al 10 de abril con varias denuncias de fraude en la votación sin lograr tener resonancia en los grandes medios.
1
 
Y otra vez estamos en el ideal panorama electoral del grupo de poder económico de Perú, no de la justicia ni la de la verdad.
La posición del Frente Amplio, post 10 de abril, emocionada —y con razón— por su triunfo posicionándose en el marco político, parece tener demasiada alegría mezclada con resignación frente a la realidad de los tiempos venideros. Nadie quiere una guerra civil ni lucha armada, pero eso, estando el tablero como está, es una posibilidad.
 
Teniendo un congreso con 20 representantes del FA y el resto (120) que está de acuerdo con el libre mercado, con las inversiones privadas como están (algunos pocos, menos radicales, proponiendo algunos maquillajes) y lo que es peor, con el origen de los graves conflictos sociales: la Constitución neoliberal fujimorista.
 
 
 
¿Qué posibilidad de poner agendas progresistas existen? ¿Con la bancada fujimorista de 71 votos o sea con la ‘mayoría absoluta’? Sin embargo, sabemos que sí se pueden agendar, pero con la fuerza de las calles. ¿Significa a sangre y fuego?
 
 
Antes recuerden, Perú está lleno de conflictos sociales, sobre todo socioambientales y que, para los candidatos de la 2da vuelta , los ciudadanos son de segunda categoría: una los utiliza como una simple mercancía comprando sus votos y para el otro, los andinos, son tontos porque la altura impide que les llegue oxígeno al cerebro y, por lo mismo, les regala chelita, cañita y coquita sin atacar los problemas de fondo. Con esos pensamientos fascistas ¿cómo creen que ellos resolverán los conflictos sociales de Perú? 


 
 
¿Cuántos muertos tendrán que haber? Para la Derecha esto no es problema con tal de cumplir sus objetivos comerciales, ejemplos hay de sobra, pero para contextualizar diré dos: mano derecha de KeikoPistolita Chlimper’ prototipo pistolero portuario o  la de PPK la ‘miss Baguazo Araoz’.
 
No obstante, para la Izquierda este escenario debería ser inaceptable. Si ya no es época de tomar el fusil y es la electorera  ¿por qué no lo hicieron bien? Si la ley se cumplía para todos por igual, Keiko y PPK debieron ser retirados de la contienda. ¿Por qué no se mantuvieron firmes rechazando el evidente auto-fraude del JNE?
 
¿Qué cálculos del FA y demás postulantes permitieron ponernos en esta situación (“PPK es Keiko Fujimori”- Marisa Glave)? ¿Un solo muerto lo valdrá? ¿O los que cargan en sus hombros el fujimorismo no importan para premiarlos dándoles el poder otra vez? ¿Quién o qué falló en las izquierdas para evitar —la única solución posible pre elección— su fusión de éstas? El pueblo elige, es verdad, pero hubo errores visibles en las izquierdas. La gente que apoyó y cree en Verónica o Arana o Goyo o Cerrón ¿se merece a Keiko o PPK de presidente?
 
El futuro cercano se agrava con el mentado TPP (conocido ahora como TPPKEIKO) que está en camino de aplicarse en Perú. Es un acuerdo comercial firmado por Ollanta que subyace el dominio total de las transnacionales contra las poblaciones.
 
 
Por ejemplo, escuché en radio que ayer hubo un evento contra el tabaquismo, terrible enfermedad que mata cada día a 44 personas: (sin el TPP) aún no hay solución para evitar esta adicción. (Con el TPP) no solo no podríamos ni intentar, como particulares o como Estado, hacer algo contra ella, sino que —de intentarlo— seríamos pasibles a una demanda millonaria internacional. El TPP blindaría a la tabacalera a ‘nivel constitucional’.  La tabacalera es solo un ejemplo, en realidad los puntos más sensibles serían Medicina, Soberanía, Informática y Semillas.
 
Obviamente Keiko y PPK aprueban el TPP, para ellos es la ‘carnecita’ de su visión neoliberal.
 
Por otro lado, estamos en camino de convertirnos en un narcoestado gracias a las políticas hermanas de derecha y por su ausencia de Estado crónico, sobre todo en el Perú profundo ¿Alguien tiene duda que el narcotráfico está metido en la política peruana y por ende en las decisiones más importantes? Con el fujimorismo y su aliado natural, el aprismo, expertos en las relaciones con el ‘oro blanco’, este tema tiende a ponerse color de hormiga.
 
Frente a este panorama, ante el simple riesgo de concretarse, lo más justo según yo, sería anular a Keiko y a PPK. Sé que van a decir que no se puede, pero la Constitución lo justifica en su primer y más importante artículo: “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”. Y estas candidaturas atentan (en pasado y programas actuales) directamente contra él.
 
El FA y las demás izquierdas, en vez de entramparse en festejos o resentimientos podrían apoyar esta sed de justicia. O de lo contrario, deberían limar asperezas y formar un real bloque unitario, urgente, para enfrentar los peligrosos tiempos que se nos vienen.
 
Las elecciones son un juego de millones de $. No son democráticas, son para los ricos. Esta elecciones 2016 lo comprueban, no debemos aceptarlo. Así no juega o no debería jugar Perú.  
 
 

3 comentarios:

  1. EL VOTO VICIADO BENEFICIA A KEIKO. VOTAR VICIADO ES VOTAR POR KEIKO (INDIRECTAMENTE). BUSCAR EL VOTO NULO SOLO SE LOGRARÍA CON UN ELECTORADO ORGANIZADO. PERO YA VIMOS QUE NI LOS PARTIDOS O FRENTES O ALIANZAS ORGANIZADOS LOGRARON CREAR CONVICCIÓN MASIVA EN EL ELECTORADO, ¿CÓMO LOGRARLO CON UNA MASA ELECTORAL AMORFA Y DESORGANIZADA? LA CONSIGNA DEBE SER VOTAR POR EL MAL MENOR, QUE YA SE HA HECHO "NORMAL". PERO PEOR SERÁ VOTAR POR UNA DICTADURA QUE YA DESDE ANTES DE HABER SIDO ELEGIDA LE ESTÁ DANDO ÓRDENES AL PODER JUDICIAL PARA QUE LIBERE A SU JEFE (ASESINO, LADRÓN Y CORRUPTO CONTUMAZ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, el terrible y acostumbrado mal menor!!! Pero, yo preferiría hacer respetar lo q propongo. Hacer respetar la ley y anular a Keiko y PPK y q queden el 3 y cuarto Vero y berrichea. En eso hemos debido mantenernos firmes. Xq ppk, al nfinal de cuentas es Keiko. Lo mismo

      Eliminar
    2. Ah, por si acaso no propongo votar nulo. Es muy difícil q resulte eso.

      Eliminar