domingo, 27 de marzo de 2016

Semana nada Santa: Bacalao, Factor K y Sapos

En las elecciones de 1990, un viernes santo, el papá de Keiko Fujimori (el Chino) creó el cuento de haberse “intoxicado comiendo bacalao” para no asistir a la sustentación de su Plan de Gobierno (PG). Quedaban 2 candidatos, el Chino arrugó. El PG del Chino era cuestionado por no ser confiable debido a su fragilidad; se dijo que la real causa de su inasistencia fue porque no dominaba los puntos de su PG. No nos olvidemos que el improvisado candidato -ahora preso- había sido creado por Alan García para, entre otras cosas, evitar que llegue a Palacio su enemigo declarado: Vargas Llosa; pero eso tema merece un capítulo aparte.




Hoy, en esta Semana Santa, vuelve la sensación de ‘trafa’, pero, ahora, hecha por la hija del bacalao junto a su creación Factor K y en complicidad con el Jurado Nacional de Elecciones (su órgano temporal, el JEE) que ha inventado unos criterios (fronterizos por decir lo menos) para burlar el espíritu de La Ley Electoral-artículo 42; ésta prohíbe a los candidatos dar dinero o regalos —en el proceso electoral— de manera directa o por terceros.

El JEE inventa que solo debe ser de manera directa, inventa un nuevo significado de “medios probatorios idóneos” y de “actividad proselitista”, inventa que la plata debe venir del patrimonio personal del candidato.
Lo que el JEE deja de lado  olímpicamente es que sí existe un tercero dando el dinero, Marcos Pichilingüe (reconocido por la propia Keiko como dirigente de su partido). Deja de lado que la actividad sí fue proselitista hasta para el más ciego. Y lo que es peor, deja de lado a la ley en sí misma porque ésta “no condiciona su prohibición” justamente para evitar “sapos corruptos y leguleyos” sacando la vuelta a la ley. En este caso el JEE se convirtió en el sapo.

¿Por qué el JNE se comporta como idiota ante un hecho objetivo y subjetivo que todos podemos reconocer? ¿Los intereses son tan fuertes que no importa decaer su buen nombre? ¿Es idiota realmente? ¿Es idiota o sapo? A veces el sapo es tan sapo que parece idiota.




No hay comentarios:

Publicar un comentario