martes, 25 de febrero de 2014

Los muertos de Venezuela que los peruanos necesitan y nuestros muertos que archivan -Vídeo


José Sánchez Huamán, asesinado en Celendín 2012

La derecha peruana: Alan García, periodistas, conductores e instituciones, han protestado por los muertos de Venezuela. Es bueno protestar, pero en Alan y demás DBA solo demuestra su extremista ideología. Recuerdo al aprista Mulder gruñir convenientemente “hoy ya no es época para ideologías”. Sin embargo, ahora que junto a su jefe gruñan contra Venezuela, por sus muertos y por todo de lo que de ella huela a socialismo, ¿acaso no responde a una ideología? Sea ésta de la DBA, del saqueo estatal, del statu quo, del hampa por el hampa… whatever... es su purita ideología. Pero eso no es lo peor.
Lo alarmante, fuera de cualquier ideología política, es que no hayan lanzado esos mismos gruñidos al cielo pero por lo muertos peruanos, por sus muertos. Entonces, ¿a qué obedecen sus protestas por Venezuela? ¿Será en defensa de la vida, por la libertad de expresión, por los Derechos Humanos? ¿Por qué no saltaron de igual manera por la matanza del 3 de julio de 2012 en Celendín Cajamarca? Ese día no les interesó las vidas humanas asesinadas a mansalva (incluido un menor de 16 años y con una bala de fusil en la cabeza). Ese día no les importó la libertad de expresión (de los cajamarquinos) ni la libertad de prensa porque no publicaron (la gran prensa), en su real dimensión, la matanza que ocurría en el apacible pueblo de Celendín. Ese día no les afectó que violaran todos los DDHH posibles.

Entonces, siendo ese día mucho peor que las mentadas muertes de Venezuela ¿por qué no gruñeron por los muertos peruanos? ¿Porque son perros concha de tu madre?
Queda demostrado que a estos gruñones no les importa las muertes de los peruanos, por ende, menos de los venezolanos. El último mitin pro-Venezuela de Alan prueba su maniqueísmo perverso; ante sus roches con la justicia, él necesita los muertos de Venezuela.
 
Me duelen los muertos de Venezuela, pero más me duele la vida de los peruanos. Me duele que el caso de los muertos de Celendín haya sido archivado porque en el curso de la investigación hubo “ineficiencias” al recabar la información ¿y quiénes debían darla? El Ministerio de Defensa y autoridades militares, o sea el Estado. ¿Y quién es el Jefe de Estado?  Pues, el mismo que ordenó la arremetida contra Celendín: Humala. ¿O sea juez y parte a la vez?
Me duele que los alans, los ppks, las Lourdes, la prensa, no tengan identidad ni integración nacional. Me duele El Frontón, Bagua, Cayara, Putis, Lucanamarca,… que El Comercio acapare el mercado, que no valga la vida humana en Perú, que la comprensión de lectura no exista, que nuestra política sea campeona en corrupción, que Alan no esté preso y que los fujimoristas sigan con su yuca. Me duele que no puedas ver el vídeo de abajo hasta el final porque, simplemente, no te importa los ciudadanos de segunda categoría… ¿Y así tenemos la ostra de quejarnos de Venezuela?
Me quedo con la frase de Víctor Álvarez, abogado de la CNDDHH, frente al reclamo de Alan de aplicar la Pena de Muerte: en la práctica había pena de muerte en su 2do periodo: más de cien muertos por protestar.
 
ESPECIAL DE LA MATANZA EN CELENDÍN Y SU ARCHIVAMIENTO (imágenes fuertes) 

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Alan García es una maldita rata, es un tipo sin escrúpulos, sólo le interesa el poder y el dinero, nada más. No tiene un ápice de conciencia moral o ética.

    Cada vez siento más pena por lo que pasa en nuestro país, pero lo peor no es eso, lo peor es que, sinceramente, no creo que salgamos del hoyo en el que estamos, al menos no en el mediano plazo. La corrupción y la falta de educación en el país son problemas muy graves, que obviamente, son utilizados a conveniencia de los políticos "ejemplares" que tenemos en el país, para seguir manteniéndonos en la desgracia e ignorancia. Si a eso le sumamos los medios tradicionales de comunicación, que sólo mantienen a la gente ignorante con programas que vacíos. Desde hace mucho tiempo no veo televisión, porque simplemente no hay nada allí que me interese, al menos en los canales nacionales. Toda la información que obtengo es por internet. Ni siquiera tengo un televisor, y no me hace falta, no lo necesito. Tampoco tengo una radio, y no compro periódicos.

    ResponderEliminar