lunes, 4 de noviembre de 2013

La congresista Derechos Humanos, Martha Chávez. ¡PLOP!

Haberle nombrado evaluadora de la política de Derechos Humanos en el legislativo solo reafirma el desatino brutal de este Congreso, de este Gobierno. No solo es un tremendo conflicto de intereses,  también lo es de la lógica, de la legalidad, de la inteligencia, de presidiarios y de violaciones. ¿El Congreso puede ser tan sonso de poner al gato de despensero? Estas decisiones -tan jaladas de los pelos- parecen ser solo distractores de algo, e incluso más grave, que se está cocinando dentro del Gobierno.
 
Acá les dejo un vídeo y dos enlaces que publiqué hace tiempo y que nos pueden recordar claramente quién es la congresista Derechos Humanos, de su vileza, de su conveniencia y de sus intereses:
Martha Chávez dice lloronas a las madres de los estudiantes muertos de La Cantuta
 
 
 
Decir que las madres de los estudiantes asesinados de la U. La Cantuta son ‘lloronas’ es, por decir lo menos, un acto desalmado. Recriminarlas por no haber educado bien a sus hijos, cuando éstos ya han sido asesinados por su Gobierno (el de la Chávez y su igual- el condenado Chino Fuji), es un tremendo desatino que raya con la barbarie más infeliz.
Además, tener la frescura lechugina de evadir responsabilidades, al dar ideas como ¿qué culpa tiene el Estado de que sus hijos se junten con elementos negativos sociales políticos? Tratando, de esa manera, de distraer o tergiversar las verdaderas causas de los conflictos sociales: los Gobiernos del Estado y sus políticas son los directos responsables de que la población se enferme socialmente por escasez o por exceso. La Chávez y su igual, el condenado Chino Fuji, son ejemplos perfectos de la podredumbre política peruana.  
Dos perlas más de Martha:

LasRelaciones de Chávez Con Canal N de “El Comercio”

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario