miércoles, 24 de julio de 2013

Infiltrados en protestas contra la repartija ¿Puede ocurrir un Golpe de Estado? Lo que no se vio

Que haya infiltrados en las marchas o en plantones no llama la atención; sin embargo, preocupan los que estuvieron el lunes 22 en las protestas pacíficas contra la mentada  Repartija y que pedían “cerrar el congreso”.

Pocos saben o recuerdan que en el año 1991, cuando Alan García Pérez hacía mil maniobras para no ser acusado constitucionalmente por su enriquecimiento ilícito durante su Gobierno 1985-1990, el parlamentario fujimorista, Manuel La Torre Bardales, como consta en el libro El Caso García de Pedro Cateriano (actual ministro), fue quien gritó “Que cierren el parlamento” y claro, tiempo después, ocurrió el Golpe de Estado de abril de 1992.
¿Por qué preocupan los alaridos de cerrar el congreso de esta semana? Porque si contextualizamos con la época del Golpe del Chino Fujimori, las circunstancias son demasiado similares:

1-      Llama la atención que haya sido la congresista fujimorista, Martha Chávez, quien puso en la palestra -vía un tweet-, podríamos decir, la justificación de un golpe de Estado en la actualidad, cogiéndose de las proclamas de los infiltrados. El tweet de MC, por su intención entre líneas, fue lo que me hizo recordar el grito de La Torre Bardales de 1991. Por otro lado, vale preguntarse ¿quién mandó a estos infiltrados? Dicen que vienen del nacionalismo, pero con estas “alianzas” de los políticos —clara prueba de aquellas es la frustrada Repartija— permítanme no conformarme con que solo son del nacionalismo. ¿A quiénes convendría un golpe de Estado ah?
2-      Antes del Golpe de 1992 había una comisión investigadora en el parlamento (fueron varias)  que escudriñaba a Alan por sus inexplicables muestras de enriquecimiento, así como sus CASAS y muchos NEGOCIADOS —bajo la mesa y sobre ella— con su correligionarios y amigotes. Cualquier semejanza con la actualidad “es pura coincidencia”.
3-      Antes de Golpe de Estado de 1992 el parlamento se había convertido en un circo, un pandemonio, lleno de censuras, de ofensas, de gritos, de alianzas increíbles, de acusaciones falsas y verdaderas; de trabas, cortinas de humo y ayudaditas del fujimorismo para salvar a Alan (una pregunta ¿este mes, julio 2013, ha pasado a un segundo o tercer plano la investigación de la mega-comisión Tejada contra Alan?),… En fin, hubieron más maniobras de la alianza aprafujimorista para crear la ingobernabilidad   y —ahora lo sabemos bien— para justificar el Golpe de abril de 1992. Cualquier semejanza con alguna casa o alguna comisión contra Alan en la actualidad “es pura coincidencia”. 
4-      Antes del Golpe de Estado de 1992 corría el segundo año de un presidente que sucedió al gobierno de Alan, justo como ahora. Era el segundo año de un presidente que gobernó con el plan de gobierno de su contendor político en las elecciones, que traicionó sus palabras (¿recuerdan que de candidato el Chino Fuji dijo que no iba hacer el shock y, después, con el mayor desparpajo hizo el Fujishock? Es más, lo usó para atacar a su contendor, Vargas Llosa, porque él había propuesto tomar esa medida). Cualquier semejanza con alguna traición en la actualidad “es pura coincidencia”, Ollanta Humala.
5-      La Torre Bardales, el fujimorista que gritó cerrar el parlamento, tiempo después fue involucrado por la prensa con el narcotraficante Demetrio Chávez alias El Vaticano. Cualquier semejanza con la actualidad de Kenji Fujimori “es pura coincidencia”.
6-      No nos olvidemos también de la opresión que está perpetrando Humala contra las protestas en la actualidad, al estilo de Alan y el Chino Fuji. “Pura coincidencia”.
Tal vez sean solo coincidencias, pero yo prefiero tomar muy en cuenta la mentada frase de Alan en política no existen las coincidencias. El alanismo y el fujimorismo tienen los suficientes actos de corrupción para no creerles ni una pizca de alguna honradez o algún acto sano en ellos.
Les dejo un vídeo donde se escucha y se ve a algunos infiltrados en la protesta de este último lunes. También podrán oír las arengas que gritaron muchos indignados, en su mayoría jóvenes universitarios que, con justa razón y buen criterio, rechazaron y rechazan la mala situación política actual. Aprovecho para hacer notar que, las Izquierdas peruanas, como demostraron el lunes, aún siguen actuando cada grupo para su lado. La indignación fue algo común, fue de todos, pero no hubo consignas acordadas, no hubo una organización general. Protestas como las del momento son buenas oportunidades para plantear una buena estrategia y hacer fuerza común. La única salida y posibilidad que tienen es la de la unión, concertar y coordinar para poder conseguir sus objetivos. Acá el video del lunes:  


3 comentarios:

  1. el problema es de propuesta ASAMBLEA CONSTITUYENTE Y NUEVA CONSTITUCION, POR UNA PATRIA PARA TODOS,REGENERACION MORAL
    ¡ABAJO LA MAFIA APRO FUIMORI COMUNICORE EL TOLEDISMO Y EL NACIONALISMO TRAIDOR!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días. Me gustaría mucho enviarle un email, ¿dónde me puedo contactar con usted?

    gracias,

    fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando, puedes mandarme a despernado@gmail.com

      Eliminar