miércoles, 23 de enero de 2013

La raza de Lima y las plumas de Luis Castañeda

 


Déjame que te cuente limeño/ déjame que te diga la gloria, así inicia una de las máximas inspiraciones “La Flor de la Canela” de la cantautora limeña, Chabuca Granda. Al escuchar toda la letra de esta bella canción también es inevitable pensar que Lima siempre fue un mundo aparte y que nunca perteneció ni pertenece al resto de Perú. Desplazándome a otro tipo de arte, el excelente cuento de RibeyroLos Gallinazos sin Plumas”, nos muestra otro lado de Lima, más realista, más nacional. Las dos admirables obras son casi contemporáneas (década del 50), pero diametralmente distintas en contexto, realidad, fondo, espacio, historia; sin embargo, ambas se inspiran en la misma ciudad, la misma capital del Perú, Lima. ¿Con cuál de las dos quedarse? Si se trata de conocer nuestra historia las dos son dignas de analizarse; si se trata de un almuerzo familiar de fin de semana tomando pisco peruano, creo que Chabuca es la acompañante ideal. Pero, si se trata de política de gobierno, de votaciones, prefiero entender y me quedo con Ribeyro.
 
Una cosa es el arte y otra la realidad, aunque ambos no se pueden desligar, sí necesitan ser tratados de distinta forma. No obstante, parece que a la gran Lima le gusta que le canten cuentos. ¿Cómo así? Nuestra ciudad cree en los cuentazos sobre las contriciones de Alan García, de los Fujimoris, Castañeda, etc. Recuerden, para no remitirme muy atrás, que el 2006 Lima votó por Alan García con casi el %57 de su población, el 2011 lo hizo con más del %57 por Keiko Fujimori; los dos personajes son representantes de los peores Gobiernos de Perú y aun así ganaron en Lima. Los revocadores que quieren tumbarse a la actual alcaldesa de Lima, Susana Villarán, con el ex alcalde de Lima a la cabeza, Luis Castañeda Lossio, conocen bien estos porcentajes de locos del masoquismo. Por lo tanto, si para Lima no importa que le gobierne alguien manchado de corrupción; entonces, es lógico que Castañeda y el señor Marco Tulio Gutiérrez el turbio (quienhabría sido expulsado del APRA en los 70 por faltas contra la moral y porqueese partido estaba luchando contra la corrupción interna) estén impulsando esta propuesta “jalada de los cabellos”; así como también es lógico que ahora gran parte de Lima no sepa cómo responder o esté colaborando con esta intención de inestabilidad total, dicen por la ineficiencia de la Villarán.
Parte de Lima, arriada por su capa pútrida,  tiene la “raza” de reclamar eficiencia cuando su ineficiencia ha sido su andar habitual. Hablemos claro, como dice César Hildebrandt, Lima está hecha una mierda. Y parece que le gusta (sus votaciones lo demuestran) desde hace mucho tiempo. Su crecimiento corrupto y anárquico, su inseguridad, su insoportable tránsito vehicular, sus basurales, su indigencia, su suciedad, su indiferencia ante los abusos en otros lugares de la nación,… son problemas que han pasado por las manos de Alberto Andrade y Luis Castañeda, alcaldes REELEGIDOS que no hicieron NADA por mejorar a Lima, salvo algunas obras (ineficientes contra los problemas de fondo) y con el fin de hacer grandes negociados por debajo de la mesa; sus gestiones son las que han ido agravando a Lima, es una verdad irrefutable. Una sentencia y una pregunta son insoslayables frente a esta situación: en Lima reina con fuerza la DBA, ¿si en Lima han ganado Alan y los Fujimori, qué podemos esperar?
El aprista Jorge del Castillo (ex alcalde de Lima, %1000 ineficiente y parte de la mayor corrupción de Perú) se pasea por todos los medios respondiendo lo mismo que sus compañeros “apoyamos la revocatoria porque el pueblo eso es lo que quiere”. Bien payasa, por decir lo menos, su respuesta. La realidad lo desmiente:
-          En el 1er gobierno de su señor Alan García, a pesar de que toda la población de primera clase(como la llama Alan) estaba en contra de la “estatización de la banca”, igual la hicieron y mantuvieron hasta que no pudieron aguantar más el repudio.
-          En el 2do mandato de su señor, a pesar de que toda la población de segunda clase(como la llama Alan), gran parte de la primera y hasta otras naciones se opusieron a la “matanza de Bagua” y a su sometimiento, igual la hicieron y mantuvieron.
Significa que al APRA, en realidad, le interesa un comino la voluntad del pueblo peruano. Sea del sector de arriba o de abajo, no interesa, total, ellos pueden evitar o hacer presidente a quien quieran, pueden robar a todo Perú y salir impunes, etc. Es una burla esto de que Del Castillo y sus amigos apristas respetan la decisión del pueblo. Sí on.
Así como este ejemplo hay muchos más que demuestran que J. del Castillo, su apoyo a la revocatoria, es una bufonada más en su carrera política. Me imagino un búfalo y un bufón.
 
El problema de Perú, como en cualquier acción humana, sea laboral, política, social, amical o sentimental, es la corrupción. Ésta siempre va impedir cualquier solución; y como no podría ser de otra manera, la revocatoria está amamantada -y a todas luces- por la corrupción; por lo tanto, es inaceptable. Si se quiere cambios, primero debemos alejar de todo cargo y decisión a los corruptos ya comprobados. En vez de gastar dinero y energías en una insulsa revocatoria, dañina per se, deberíamos dedicarnos a vigilar y exigir que la Villarán cumpla sus ofrecimientos. Si la corrupción es el problema de Perú y no hay pruebas de que la actual gestión sea corrupta, entonces dejemos terminar su periodo porque por eso votamos. No le sigamos el juego a los políticos corruptos entronizados en el poder y que tienen miedo de perder la mamadera. No a la revocatoria, los especialistas ya han explicado que sería clavarnos el cuchillo nosotros mismos.
 
Es también justo decir que existe una Lima consciente que quiere cambios, la elección de la Villarán lo demuestra; sin embargo, con la revocatoria ya están boicoteando su gestión, es decir, a todos los limeños. Srs., la corrupción no favorece a nadie.
 
Todo indica que Susana Villarán no sabe cantarle un cuento a Lima, y aunque tenga y quiera hacer buenas cosas por esta ciudad, el no aunarse con los corruptos de siempre (Jorge del Castillo lo dijo anteayer) le puede costar el puesto. Y Lima seguirá cantando bajo del viejo puente de la Alameda y al costado un niño, desnutrido, sucio, sin colegio; solo con su latita vacía, esperando a que Perú despierte del ‘ensueño que evoca nuestra historia’.   


1 comentario:

  1. Estimado Juan, trabajemos juntos en hacer de conocimiento popular y publico estas visiones y recapitulaciones, para poder obtener los resultados que nos merecemos, la ignorancia, falta de interes por lo nacional y mas aun por lo que sucede en el Peru, es increible, realmente la depredacion de la educacion, esta dando loe resultados de "pueblo ignorante, pueblo oprimido y usufructuado".

    ResponderEliminar