sábado, 25 de agosto de 2012

Elmer Campos, uno de los baleados en Cajamarca

Elmer Campos Álvarez, baleado por la policía mientras protestaba en las lagunas de Cajamarca. El proyectil le atravesó el bazo, el riñón y la médula; le tuvieron que drenar sangre de sus pulmones. Después de muchas intervenciones y un fuerte tratamiento, ahora sobrevive con medio bazo y medio riñón y lo más serio es que ha quedado parapléjico. De la cintura para abajo ha perdido el movimiento, carece de funcionalidad y se queja de inhumanos dolores. El Estado, culpable de esta desgracia, debería hacerse cargo y tratar -por todos los medios posibles- de amenguar la terrible situación de Elmer, pero no es así. Elmer está vivo gracias al apoyo de particulares, familiares y entidades ajenas al Estado.
Mientras tanto, Ollanta Humala, su premier Juan Jiménez y su mujercita Nadine salen constantemente a decir que “abogan por los derechos fundamentales de las personas, por los más excluidos y que tienen que gobernar para todos”. Por favor, basta de payasadas. Roque Benavides vive orondo violando los derechos de los cajamarquinos, violando sus tierras, sus vidas; y Elmer(entre muchos más) vive jodido y postrado en una silla de ruedas por la ineficiencia y por la angurria de este Gobierno y sus patrocinadores comerciales. Esa es la realidad y punto. Esa es la justicia Humala y Nadine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario