jueves, 9 de agosto de 2012

Ayer en el Congreso se presentó las bases para la Gran Transformación. La dignidad no se rinde

El giro político de Ollanta Humala ha agitado conciencias, ha despertado sin querer —desde las estructuras de ese gran animal blanco dormido— la búsqueda del norte que el Congreso nunca debió perder. Ayer desde el interior del Congreso de la República se presentó la declaración, acuerdos y resoluciones de la unión nacional en Defensa de la Gran Transformación. El congresista Jorge Rimarachín, uno de los promotores de esta iniciativa, fue y es el punto conector entre el pueblo y el parlamento. Entidad que vive oronda y, desde hace mucho, alejada de su pueblo. Rimarachín está tratando de que se cumpla la palabra electoral del ahora presidente Humala, y eso no es ningún delito es una virtud.
Si no respetamos nuestra palabra el mundo se hace de fantasía, la verdad y lo falso se confunden- irreconocibles. El silencio se hace ruido, para siempre.
Acá les dejo lo que se informó en el Congreso:

1 comentario:

  1. El presidente tiene que tomar conciencia de que su elección trajo un punto de equilibrio y esperanza al país, de conciliación, su papel es más importante que el de cualquier otro presidente por la coyuntura que se vie en el país en cuanto a transformación de mentes que están evolucionando. El papel de conductor lo debe llevar con integridad y no permitir ser sólo una figura llevada de un lado a otro La justicia se apoya en la valentía y la sabiduría esperemos que tome su papel en serio y con audacia a fin de conciliar a todos los peruanos que queremos el bien para nuestro privilegiado país sin dejar se influenciar ni por uno ni por otro por nadie. Es hora de mostrar la integridad que lleva dentro es hora de manifestarse y salvar alPerú de las divisiones movids por intereses mezquinos. Tengo esperanza de que eso suceda y que avancemos hacia la evolución. Una política nueva basada en la integridad, justicia y alzándose por encima de lo inútil. Es hora de que el Perú sea manejado para todos los tiempos como lo hicieron nuestros ancestros en algún momento. Somos diferentes a todos los demás países, somos únicos e idealistas eso no debe perderse. Los intereses partidarios mezquinos ya no funcionan acá se trata del Perú y la herencia que le dejamos a los futuros peruanos.

    ResponderEliminar