domingo, 8 de julio de 2012

Ilegalidad del proyecto minero Conga

El convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) es un acuerdo internacional para la protección de los pueblos indígenas y tribales. Este convenio tiene la finalidad de integrarlos, respetando sus derechos fundamentales, su cultura, sus costumbres y sus decisiones. Significa libre determinación, participación y consulta.

Este convenio fue creado en 1989 y en Perú está vigente desde 1995; por lo tanto, el Estado está en la obligación de adecuar sus normas a los derechos reconocidos por el convenio 169. Un tratado de esta magnitud tiene valor o rango constitucional y la ley, cualquiera q sea, dependen de la Constitución. O sea capitán es la Constitución y la ley es marinero. La ley de consulta previa dada por Humala no respeta el convenio 169, no solo porque lo ha modificado que es lo mismo que aceptarla a medias o irse contra la Constitución, sino que no ha respetado las características principales del convenio 169. ¿Por qué?

-        - No hubo un proceso consultivo para que se aprobara Conga.
-        - Y lo más grave y más fuerte es el derecho a la “participación”. Ésta jamás se dio y, encima, algo que debemos tener muy en cuenta es que ésta es todavía más amplia y merece más detalles que el de la consulta previa. El pueblo afectado tiene el derecho a participar en la creación de la política del proyecto. ¿Hubo eso en Cajamarca con el proyecto? Jamás, ni por asomo.

Siendo así las circunstancias, nosotros somos los que estamos con la Constitución, los inconstitucionales son ellos, los traidores de la nación.

Ayer escuché a Patricia del Río que ninguneó y aplastó las declaraciones que le daba vía teléfono el congresista Rimarachín. Él le decía las relaciones, el conflicto de intereses que hay entre el Servicio de Inteligencia del Estado con las mineras y la conductora no le quiso escuchar porque según ella eso era una irresponsabilidad, azuzaba a la gente de Cajamarca y que iba provocar más sangre. Me pregunto ¿La sangre acaso ya no está corriendo hace rato en Cajamarca? ¿Si  los cajamarquinos ven y sienten que desde Lima se les sigue dando la espalda, acaso no se les enciende aún más la sangre por buscar lograr justicia aunque sea con sus propias manos? Sí. En cambio, si por lo menos vieran que los medios están denunciando a los verdaderos culpables de su tragedia, buscando la verdad, ¿acaso no se calmarían? Pues yo creo que sí se calmarían algo, y lo más importante, se estaría buscando y andando por la senda de la justicia. Único camino para poder progresar como nación. Es muy fácil describir las cosas desde Lima pero allá es que se sufre, allá es que no tienen justicia hace cientos de años.

Patricia del Río y todos debemos exigir que se retiren las fuerzas armadas de Cajamarca y se quite el Estado de Emergencia porque todo este embrollo nació de algo inconstitucional, es ilegal. Se están aplastando los derechos de los cajamarquinos, punto. No hay vuelta que darle. Todo lo que se haga partiendo de una inconstitucionalidad va estar mal siempre. Eso es lo que debería decir ella y todos los que crean en la justicia.

Un ejemplo para terminar: Si le robo el carro a mi vecina, ¿aunque después le saque a pasear en el auto o le le compre polos o colonias o le declame versos, etc., va haber justicia? ¿Se va a sentir bien ella? ¿Va poder vivir tranquila? No. La única forma de lograr justicia es que se me castigue por lo q hice –yendo a la cárcel- y se le devuelva su auto y en el mismo estado que se lo robé. Eso es lo que necesita Cajamarca. Justicia. El resto es floro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario