domingo, 22 de abril de 2012

Traidor


Traición y nacionalismo son palabras irreversibles.
 

3 comentarios:

  1. Así es mi querido Renzo Muletas: El nacionalismo siempre ha sido pretexto para las más proterbas manipulaciones: ejemplo el "nacionalsocialismo" de Hitler, con ese estúpido antecedente sólo a un ídem se le puede ocurrir "fundar" una "ideología" "nazionalista". Julio Carmona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Julio, el nacionalismo es un arma muy eficaz para manipular a las masas. Y si el protagonista es alguien como Hitler o semejantes, ya sabemos los resultados

      Eliminar