viernes, 16 de marzo de 2012

César Vallejo, un luchador de los nuestros. Entérate cómo sorprendió a Trujillo en 1917

El maestro, inmortal y genial César Vallejo fue un luchador incansable; sus armas fueron sus palabras. Debemos tener en claro, por respeto a su vida, su pensamiento progresista, su lucha por los pobres, por los campesinos y empleados explotados. De prueba tenemos todos sus poemas y, también, grandes hechos como la conferencia que dio en julio de 1917 (Universidad de Trujillo). En las postrimerías de la 1era guerra Mundial, mientras que los intereses intervencionistas de las multinacionales extranjeras se mezclaban con las acciones bélicas, nuestro universal vate defendió la doctrina Drago (Luis María Drago), según la cual los países acreedores no tenían derecho a la intervención armada o a la ocupación de los territorios de los países deudores con el pretexto de hacerles pagar su deuda, tal y como ocurrió en 1902 con el bombardeo de los puertos de Venezuela por parte de los acreedores: Inglaterra, Alemania e Italia. Vale decir que esa conferencia fue contra las grandes potencias explotadoras, entre ellas, obvio, EE.UU que para variar, había traicionado su propia “Doctrina Monroe” (América para los americanos), reinterpretándola para beneficio propio.

Vallejo, que fue marxista, con toda su genialidad, logró poco a poco una clara concepción del mundo, siempre conectado con las realidades sociales y culturales de su tiempo. Por lo mismo, no sorprende leer estas palabras de Vallejo (el máximo peruano de las letras) en un papel, en la historia, en la realidad del día a día, del hoy, del camino excelso que nos dejó.

“Estoy dispuesto a trabajar cuanto pueda al servicio de la justicia económica, cuyos errores actuales sufrimos: usted, yo y la mayoría de los hombres, en provecho de unos cuantos ladrones y canallas. Debemos unirnos todos los que sufrimos de la actual estafa capitalista, para echar abajo este estado de cosas. Voy sintiéndome revolucionario y revolucionario por experiencia vivida, más que por ideas aprendidas”. (De una carta a un amigo, desde París, 27 de diciembre 1928)

¿A alguien le puede quedar alguna duda de que si C.V. viviese hoy estaría peleando contra todas las multinacionales que se comen la Selva, la Sierra y la Costa peruana? Claro que sí lo haría, simplemente porque Vallejo fue y es bien peruano y genial, no como los políticos actuales,… que de peruanos solo tienen sus sueldos.

!Feliz cumple César Vallejo!






No hay comentarios:

Publicar un comentario