martes, 13 de diciembre de 2011

Roque Benavides de Yanacocha: “Yo odio el término licencia social”

Revisando archivos de la política peruana, no solo se encuentra increíbles mentiras de alto vuelo, sino que se puede entender por qué las cosas están como están en nuestra nación.

(Informe del 2005) Escuchar al dueño de Buenaventura, accionista de la minera Yanacocha, odiar la “licencia social” ¿qué significa? Que no acepta ni le importa el pensamiento del pueblo. Autoritarismo “social”. Y esto va de la mano, calza perfecto, con las palabras del enviado, en aquella época, por Newmont de EE.UU., que es el otro dueño (mayoritario) de Cajamarca, perdón, de Yanacocha en la actualidad: “El hecho de q estés en un país y seas forzado a negociar como un tipo como éste (Montesinos), es algo terrible”. ¿Qué significa? Que hacer negocios con corruptos, y a sabiendas, es válido; porque, vamos, todo el mundo sabe que dar un ‘Golpe de Estado’ para negociar los recursos naturales de una nación y afectar a poblaciones es corrupción pura. Y para nadie es algo nuevo que ocurran estas cosas entre las grandes trasnacionales y el Gobierno de turno de una nación.

El problema actual es, después de los arreglos entre la mafia peruana, Newmont Buenaventura y que sacaron al otro accionista francés hace mucho tiempo atrás, eso es Yanacocha ahora. No resalto la salida de las acciones francesas, sino que Perú sigue negociando con gente capaz de todo, manchados -por propia voluntad- de Montesinos, que tienen en la mente el autoritarismo, el arrasamiento de cualquier ley o derecho con tal de obtener más dinero. Y Sr. Ollanta, eso es lo más alejado de cualquier sentimiento de nacionalismo, de la honestidad para Perú.
Acá les dejo el documental de FRONTLINE/World por el reportero de NYT (2005), que nos cuenta la historia de estas mineras con el Gob. Peruano. Es bueno recordar: (para ver la traducción del narrador, teclear el número 1)


Actualización: Hoy César lévano, nos recuerda, en su editorial, una joya más de Newmont. Una muestra más de conocer perfectamente el daño que hace y que sus arrepentimientos son pura pantomima:
Indonesia, hace pocos años, abrió proceso penal contra esa multinacional y la multó con 543 millones de dólares, aparte de que envió a prisión a varios de sus ejecutivos, precisamente por dañar el medio ambiente. Así lo informó The New York Time el 22 de diciembre de 2004.

1 comentario:

  1. ja,ja,ja el odia la licencia social de los shilicos pata rajada y sus especialistas y gerentes le llevan el amen o es que tambien han adquirido fobias contra la gente de a pie? Lo seguro es que el padre del fobico tenga la vision empresarial que se requiere, que su heredero valore y respete los logros de su meritorio padre o que al menos le pida asesoria!

    ResponderEliminar