viernes, 16 de diciembre de 2011

Argentina para los argentinos y nuestro ministro Castilla para Yanacocha

Parece que Argentina sigue recuperándose —de la fuerte depresión en que les dejó su “Chino Fuji” argentino (Menen), rey de las privatizaciones y del modelo ‘neoliberal’— y pueda que esté tomando medidas acertadas, bajo un plan, un proyecto a futuro, estratégico, simple y que toda nación debiese hacerlo: “protección a la tierra, protección a la identidad y al capital humano”. En Argentina existe un plan Raíces que trata de hacer retornar a sus profesionales, investigadores, que huyeron de su nación en busca de mejores oportunidades; ofreciéndoles empleo estable y relativamente bien remunerado. Hoy podemos leer que acaban de aprobar un proyecto que pone límites a la compra de tierras por extranjeros.

Este último proyecto argentino, acá en Perú, deberíamos ponerle mucha atención porque aparte de decir “Argentina para los argentinos”, entre otras cosas, apunta a algo que, en este momento, sirve de mucho ejemplo para Perú: La normativa establece prohibiciones para la venta de superficies que “contengan o sean ribereñas de cuerpos de agua de envergadura y permanentes”. La mandataria Cristina dice sobre la normativa "no es xenofóbica, que no afecta derechos adquiridos, que simplemente quiere cuidar un recurso estratégico como es la tierra en un mundo que va a necesitar de los alimentos como de la energía” ¿Entiendes el mensaje? Está muy claro ¿sí?

Mientras en Perú, Ollanta ya no solo coquetea con la “Caverna”, sino que se le ha regalado completito. Hoy nos informa “Hildebrandt en sus Trece” sobre Castilla, ministro de Economía y Finanzas, propulsor de la viabilidad del proyecto minero Conga; resulta que la hermanísima del ministro, Carolina Castilla, fue la encargada de lavarle la cara a Yanacocha, el vínculo laboral fue como gerente de Asuntos Corporativos 2005-2007. Según H13 esta noticia queda confirmada en el portal web CB Consult, consultora donde Carolina Castilla es socia ¿se imaginan de quién? Pues de nada menos que de la felicísima, y recientemente enamoradísima del viraje del presidente Ollanta, Cecilia Blume.

Bueno, estos vínculos laborales y mercantilistas en Perú no son nuevos, pero, parece que los conflictos sociales en nuestra nación, de gran envergadura, recién empiezan.






No hay comentarios:

Publicar un comentario