miércoles, 9 de noviembre de 2011

Los ateos también podemos "rezar" (ver vídeo)

La peruana menor de edad que fue ultrajada y quedó embarazada y, ahora, parapléjica por la ausencia de Estado, es una clara prueba de la existencia de Dios en nuestra sociedad. De igual manera, otra muestra de esa existencia, podría ser la coyuntura política actual tan despiadada que, en vez de unirse contra el peor flagelo de nuestros días “la corrupción”, está tratando, como siempre, de jalar agua para su molino para lograr la impunidad. Todo esto, y aunque no soy creyente, me hace recordar que alguna vez le pedí a Dios que se humanizara, para así, tal vez, pueda acabar con estos problemas terrenales. Como es de suponerse, el pedido me fue ignorado (supongo por no ser creyente, requisito indispensable para que -el de arriba- atienda el pedido); sin embargo, aunque sea, este escrito me sirvió para agregarlo a un poemario mío. Acá les dejo mi pedido, escenificado por unos amigos actores en el día de la presentación del poemario.

Disculpen por un par de vacíos (pequeños) en el audio, son fallas de origen de la grabación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario