martes, 8 de febrero de 2011

Claudia Cisneros llamo sinverguenza y cara dura a Carlos Raffo

Claudia Cisneros quiso pegarle al Oso Panda y, en verdad, me pareció una intención altruista de la que, estoy seguro, muchos peruanos hubiésemos querido realizar. Valoro la actitud de Claudita, nunca me cayó mejor; pero hablando verdades, le faltó prepararse mucho más -en los temas- para agarrar del cuello a una víbora tan ponzoñosa y que no te pique.
Por lo tanto, frente al incidente, valen las preguntas ¿Claudita habrá sido usada como carne de cañón?, ¿quién ha salido ganando con ese entuerto q tuvieron?, ¿Raffo, Claudita, el fujimorismo, Frecuencia Latina o Perú? No nos olvidemos que estamos hablando del “Canal 2”, y ahí, todo puede pasar por el rating y por los beneficios y acomodos políticos y económicos,…

Les dejo toda la entrevista mencionada para q saquen sus propias conclusiones:




No se olviden, las noticias del día: despernoticias

6 comentarios:

  1. A mi, nunca me había caído peor. Esa postura faltosa hasta con el más insoportable de los hombres, genera victimización y adhesión con el agredido.
    Soltar esas frases que cualquier mortal le dice a un enemigo en la sala de su casa, después de muuuuchas copas, es bajarle el nivel a una entrevista.
    Qué necesidad hay de levantar la voz o de no dejar hablar al interlocutor, y ni si quiera coentrevistador (por cierto, quién es), eso fue no saber callarse. Se supone que el periodista provoca al entrevistado, y aquí pasó lo contrario.
    Que insoportable que es ese oso panda, autor de tanta podredumbre de nuestro país, pero después de la actuación de esta periodista, terminé sintiéndome comprensiva con el panda, nadie puede ser invitado a una entrevista para ser agredido.
    Sigo pensando que a algunos periodistas la libertad de expresión de primer mundo, les queda grande, se quedaron en periodistas de tercer mundo, el no prepararse para decir algo, es muy frecuente en este nivel de periodismo.
    Y comparto tus dudas, sobre a quién beneficia esto.

    ResponderEliminar
  2. Esas cosas hay que dejárselas para Papo...

    ResponderEliminar
  3. Estimado Poeta, la pelea por el rating matutino entre las televisoras locales permite situaciones como ésta, a lo show de Laura Bozo, donde las agresiones verbales y el conflicto de callejon de un solo caño, pueden dar puntos de ventaja a un canal sobre otro. El productor de ese noticiero lo sabe y lo aprovecha (además de aprovechar el caracter volatil de su entrevistadora).

    Imagina que en lugar de Claudia Cisneros hubiera sido Aldo Mariátegui (aunque sé que no es santo de tu devoción, no podemos negar que es buen periodista y es sumamente versado sobre el tema), la figura hubiera sido otra.

    Me da doble verguenza ajena, el desparpajo de Raffo y la falta de preparación de Cisneros.
    Esa entrevista es un ejemplo de porqué no veo ese canal y la falta de periodistas de calidad que conozcan de temas políticos y puedan manejar con inteligencia una entrevista.

    Eco Delta

    ResponderEliminar
  4. El nuevo conductor es Mario Saldaña, economista, amigo de Aldito, escribe en Correo –periódico nacionalista ultra-, alguna vez compartió micrófonos con Claudita, su análisis político ya supondrán para donde tienden….
    Y Cubito de hielo, aunq no tengo la mínima idea de quién eres, comparto tus opiniones, solo agregaría a tus comentarios que la estructura del fondo y forma de los programas del canal 2 y lo q se dice ahí, no son pura casualidad.
    Y sí, Aldo es un periodista informado, como muchos en Perú, pero no es x eso mi “simpatía” hacia él. Es x sus ideas anacrónicas llenas de diferenciaciones sociales, sin detenerse a ver las causas de esas diferencias (q no deberían existir), claro q no se detiene a pensar en las causas xq no le conviene, xq para él lo único q importa son sus ganancias y si los indios le impiden obtener más dinero, pues hay q desaparecerlos. Esos ‘versados’ como tú dices, son muy dañinos para Perú y prefiero a nuestro perucho antes q algún versado. Es cosa de prioridades sí. :)

    ResponderEliminar
  5. En la década del Fujimorato, cuando Vladimiro Montesinos cogobernaba con Alberto Fujimori, todo el mundo se arrodillaba y le besaba las manos al tío Vladi, porque él era papá, Carlos Raffo vivía y comía de los bolsillos del Doc, y ahora que el Doc está en desgracia y encerrado, lo niega y le falta el respeto. Queremos ver en la cárcel a este delincuente del Oso Panda.

    ResponderEliminar