miércoles, 19 de enero de 2011

JOSÉ MARÍA ARGUEDAS, EL ENCANTO DE PERÚ. OTRA VISIÓN


JOSÉ MARÍA ARGUEDAS
(Este es mi homenaje a un gran peruano que es una obligación conocer, entender, hoy que Perú es  aún desconocido  por la mayoría de nosotros y, por lo mismo, irrespetado.)
Comprender la vida de JMA es comprender a Perú. Es comprender nuestra realidad que ha sido marginada y tapiada por los “grandes propulsores de Perú”, libre e independiente con todos sus recursos adueñados por otras naciones y con el alma metido en un frasquito envenenado, envenenado por esa nuestra indiferencia que permite que le paguen a un pobre campesino cincuenta céntimos por un saco de papas (50 kilos de la mejor y originaria papa del mundo). Esa indiferencia que permite ver a la Selva peruana como una isla –rica- habitada por casi-humanos (de 2da categoría) que no merecen respeto, ni casa, ni estudios, ni salud y que hay que eliminar para poder sacar la riqueza de esa tierra, en nombre de la “Corona”.
“No escribe desde el extranjero, mirando a Perú. Escribe desde Perú, mirando al mundo”. Esta es la frase con que la revista “Hoto Perú” intenta resumir un artículo publicado en 1973, a cuatro años de la muerte de JMA. Que "HotoPerú" haya decidido publicar nuevamente ese artículo, significa que los problemas denunciados en él, siguen aún vigentes.
Lo importante de la frase y del artículo en sí (que es un homenaje a JMA) es, entre otras cosas, mostrar cómo JMA miraba al mundo, anteponiendo su nacionalidad peruana, reconociendo al Perú hondo, con sus problemas, con sus virtudes, en el sentido más amplio de lo que es ‘respetarse a sí mismo, de amar a sus paisanos’ para reconocerse, para vivir, desarrollarse y surgir —en conjunto, no individualmente— y salvar a su amada casa, amenazada por intereses que no son los nuestros.
Otra aclaración, de este artículo, a diferencia de casi todos los escritos sobre JMA, es que no es un indigenista, sino que es un indio que pensaba como tal, criado como tal, amado como tal. Un indigenista es un estudioso de los indios; JMA los estudió, pero lo primordial en él, lo que le hizo ser quien fue, es el ser ‘indio’ y no indigenista.  Por lo tanto, rescata y reivindica al indio, esa parte que tiene todo peruano y, hasta hoy, no la valoramos, no le damos el lugar que nos llevaría –por fin- al desarrollo. Si pensáramos como JMA, miraríamos a la globalización como una estrategia para desarrollar nuestras potencialidades, pero, respetando nuestra casa. Si, por el contrario, seguimos mirando a JMA como “La Utopía Arcaica”, entonces, seguirán viniendo más “Garcías, Fujimoris y Toledos”  que anteponen otros intereses internacionales, al libre mercado y a la corrupción antes que a Perú.
 (Gracias a “Hoto Perú" que me permitió tomar su publicación). El artículo:

 
 


 
 
 


 

ARGUEDAS MUNDIAL:

No hay comentarios:

Publicar un comentario