domingo, 7 de noviembre de 2010

TORTA EN LA CARA A CURA BELGA

"Torta en la cara" le cayó al cura André-Joseph Léonard, jefe de La iglesia católica en Bélgica. El atentado ocurrió en plena misa en el “día de todos los santos”. Este cura, que ya tiene una demanda en su contra por homofobia, llama la atención por sus polémicas declaraciones sobre la homosexualidad al compararla con la anorexia. Sobre el Sida, que según él, se trata de “una especie de justicia inmanente” y sobre los casos de pederastia dijo, el mes pasado, que enviar a la justicia a los eclesiásticos pedófilos de edad avanzada sería como ejercer una "especie de venganza".

Este curita, jefe en Bélgica, mide a los mortales con otra vara con la que mide al clero, da declaraciones desde su “perfecta” postura doctrinal  en un mundo “imperfecto”. La incoherencia sigue teniendo partida. Y mientras el curita dice lo que quiere, una comisión nombrada por la propia iglesia en setiembre presentó un informe documentando de casi unos 500 casos de víctimas de curas pedófilos, ocurridos entre 1950 y 1980.
¿La tarta en la cara habrá sido justicia divina? ¿Otra ‘mano de Dios’?



2 comentarios: