lunes, 10 de julio de 2017

¡Otra vez Meléndez! Un corazón Chino. Marcha “Perú contra el Indulto” fotos



El artículo de Carlos Meléndez, “Rumores Antifujimoristas”, publicado al día siguiente de la marcha “Perú contra el Indulto”, solo tenía un objetivo: deslegitimar a los asistentes y encaramar la actual y falaz estrategia fujimorista “que es un partido de los pobres-los de abajo”. Copio dos oraciones con las que empieza y termina el articulista de marras.

“Lo indignante es que las élites limeñas, discriminadoras e insensibles con 'los de abajo', impostan una falsa solidaridad con las víctimas del fujimorismo”.

"Porque nunca les interesaron las víctimas de la guerra (…), sino el prestigio personal y el desquite con quienes se atreven a hacer política “abajo”; antes el Apra, hoy el fujimorismo".

Sobre la primera oración: Fui a la marcha y, como la gran mayoría, no pertenecemos a ninguna élite limeña ni de ninguna otra ciudad. Decir que fuimos manipulados y, prácticamente, arreados a marchar es desconocer y hasta justificar las muertes, robos, mentiras, estafas y violaciones de todo tipo —moral y legal— cometidas por Alberto Fujimori y su fujimorato. Ese es el fondo de este asunto (y finalidad de la marcha): el no indultar a un criminal que, él y su partido hasta hoy, no reparan ni se disculpan ante las víctimas (es más, las denigran), no devuelven todo lo robado y, lo más peligroso, continúan con sus prácticas autoritarias de los 90’s y reivindican su principal herramienta delictiva: su Constitución de 1993.

Siendo este el tema central, hace suponer que Meléndez —al desconocerlo en su artículo— tenga él su brújula social “manipulada” que rechaza los intereses del colectivo y solo se empingorote en sus intereses – capaces de rajar hasta la madre.


Sobre la segunda: Para Meléndez los pobres no pueden pensar e indignarse solos, necesitan de una “mano blanca” (clara muestra de su racismo y clasismo). Para Meléndez es más preocupante ver a su élite mezclada con los de abajo que ver, todas las semanas, a los congresistas fujimoristas denunciados por plagiar, por robarse 500ha de terreno del Estado, por sus conflictos de interés, por hacer lo que quieran con el Congreso y que, esos mismos corruptos, ¡quieran el indulto del reo!………… Meléndez tiene un poco distorsionada su tabla de valores.

Las víctimas del fujimorismo encabezaron la marcha y todos los marchantes nos solidarizamos con ellas; las palabras, ni  del más mentado, podrán cambiar esa realidad. Algo más: mencionar que el aprismo y el fujimorismo hicieron política con los de abajo sin decir que lo hicieron con el único fin de robar y perpetuarse en el poder es, por decir lo menos, propio de una geisha del fujimorato.


En todos lados hay gente interesada pero no por eso se deslegitima “lo central” de una justa causa social. La PUCP es una buena universidad, también tiene malos egresados, pero no por eso, Sr. Meléndez, deja de ser una buena universidad.  Capisce?  


Acá les dejo más imágenes de la marcha. No fuimos 4 gatos, fuimos miles de indignados ante tanta corrupción en Perú.

Añadir leyenda



















miércoles, 21 de junio de 2017

La seriedad del joven lo dice todo: Marcha contra la “Ley Pulpín 2.0”



Anoche se realizó la primera movilización contra el proyecto de Ley sobre el régimen laboral juvenil o “Ley Pulpín 2.0”.

Este proyecto 1104, del neoliberal PPK, que se mueve como pez en el agua en la Constitución fujimorista, intenta seguir regalándonos como “cholo barato” al gran capital, en desmedro –esta vez— de los jóvenes entre los 18 y 29 años.  “Supuestamente” quieren promover la contratación formal de jóvenes, pero eso es solo una mascarada. La verdad es que quieren, como siempre, mano de obra barata. De lo contrario este proyecto no sería como es:
  
  •   Exonera del aporte a Essalud a las empresas que se acojan y contraten a personas entre 18 y 29 años.
  •  No prevé derechos de estabilidad laboral, de capacitaciones y sindicalización.
  • El trabajador y asegurado paga 13% y el empleador solo el 9% para el seguro de salud; un monto inferior en 4% en desmedro del salario del trabajador.
  • Contraviene el Convenio 102 de la OIT, en su artículo 71: el Estado es el responsable de administrar el equilibrio entre aportaciones del empleador, el trabajador y de las mismas arcas públicas… Obviamente, al subsidiar el aporte a Essalud de las empresas, las arcas del Estado se verán afectadas.
  • Fomenta la contratación temporal.
  • No fueron consultados ni discutido con los jóvenes o los trabajadores ni ante el Consejo Nacional del Trabajo: otra imposición de la explotación capitalista neoliberal.


Anoche fue la primera movilización de los jóvenes y al parecer, como fue en el 2015 que cayó la Ley Pulpín del Gobierno de Humala, no se detendrán hasta que “archiven este proyecto de Ley 1104”